Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog

Perfil

  • CAROLA
  • La Autora es Lic.en Linguística,con más de 25 años de experiencia en detección de Problemas de Aprendizaje.
(Leer más)
  • La Autora es Lic.en Linguística,con más de 25 años de experiencia en detección de Problemas de Aprendizaje. (Leer más)

Cursos

  • Inglés Básico para Principiantes
  • Mini-Curso: Cómo educar a un adolescente
  • TEST DE ORIENTACION VOCACIONAL

 

Visitantes

Free counters!

Archivos

25 agosto 2012 6 25 /08 /agosto /2012 05:55

Por: Carola Pozo Cortez

      


El aceite que utilizamos para cocinar suele ser de origen vegetal, ya sea de girasol, oliva, soja, o alguna otra fuente. Por eso un buen Sustentator, se preguntará, ¿si es de origen vegetal por qué es que contamina si lo arrojamos por la canilla?

image thumb3 Reciclar aceite de cocina
Reciclar aceite de cocina

 

El aceite de cocina es líquido, como el agua, pero como el aceite es más ligero que al agua, no se juntan, quedan separados, por eso el aceite termina formando una membrana que separa el agua del aire, evitando su oxigenación. Si el agua no está oxigenada, pronto genera ese olor a agua estancada. El principal problema, es que afecta a toda la vida que prolifera en los ríos y arroyos a los que va a parar lo que arrojamos por la pileta de la cocina. Los peces y las plantas acuáticas dependen de que el agua esté oxigenada para poder respirar.

Apenas un litro de aceite puede contaminar miles y miles de litros de agua. A la vez, si arrojamos el aceite por la pileta de la cocina, puede llegar a coagularse provocando bloqueos en las cañerías.

¿Cómo deshacernos del aceite usado, entonces? Puede arrojarse un poco a la compostera, si se mezcla con papel y cartón, pero no mucho. Pero lo mejor es reutilizarlo y reciclarlo. Si esto no fuese una opción viable, que es difícil que ocurra, entonces hay que arrojarlo a la basura dentro de algún recipiente hermético que no podamos reciclar. Pero siempre se puede reutilizar y reciclar, y existen infinidad de opciones para hacerlo con el aceite. Por ejemplo, el aceite reciclado puede volverse biocombustible, y este combustible será un 87 por ciento menos contaminante que el fabricado con petróleo.

 

Reutilizar el Aceite de Cocina

El aceite de un primer uso, es decir el que utilizamos para freír, podemos volver a utilizarlo, siempre colándolo luego del uso. Pero no lo vuelvan a utilizar más de dos veces, ya que las moléculas del aceite se terminan rompiendo creando ácidos grasos que pueden quedarse en nuestras arterias. Si los fritos no son muy recomendables para la salud, el aceite refrito varias veces, menos todavía.

También se puede empapar unas hojas de diario con el aceite, y utilizarlo en el fondo de una maceta, para prevenir los yuyos. Pero una vez que ya no podemos usarlo para freír, si está razonablemente limpio, podemos todavía hacer jabón con él..

Como última instancia, se puede utilizar para vehículos diesel, pero siempre es mejor tratarlo, y saber muy bien lo que hacen, no vayan a arruinar el motor. Lo mejor en estos casos, es llevarlo a la recicladora, para que ellos se ocupen en hacer biodiesel. Pero si creen que pueden darse maña, y que su motor lo aguanta, prueben de leer aquí algunos consejos (inglés).

Reciclar Aceite de Cocina

El aceite reciclado tiene muchos usos, incluso como combustible directo, como decíamos antes, pero generalmente debe pasar por un proceso de reciclaje para que pueda funcionar. Luego de este proceso se convierten en biocombustible, que es mucho menos contaminante que el combustible de fuentes fósiles como el petróleo. También se puede reciclar el aceite de cocina para hacer detergentes, jabones y en la industria de los cosméticos.

Actualmente son muchos los lugares que recolectan aceite para biocombustibles, desde ONG, fundaciones hasta dependencias municipales, por lo que averigüen bien en su zona, que seguramente encontrarán dónde, y permitirán así darle una segunda vida al aceite que ustedes utilizaron. Pueden buscar en nuestro mapa de reciclado los puntos de recolección.

Fuente: Martin Cagliani, www.sustentador.com

Repost 0
Published by CAROLA - en Reciclados
Comenta este artículo
25 agosto 2012 6 25 /08 /agosto /2012 05:44

Por: Carola Pozo Cortez

 

Cosechar agua de lluvia no es nada nuevo, es la forma más antigua que conoce el hombre de acumular agua en zonas alejadas de ríos, arroyos o espejos de agua. En la época en que todo vuelve, parece que ahora está volviendo esto de recolectar el agua de lluvia en ambientes urbanos para evitar el uso de tanta agua corriente.

RainonRoofopt thumb Cosechar agua de lluvia

Generalmente cuando cae una lluvia fuerte, el agua cae en los techos de nuestras casas, chorrea por nuestras paredes, se cuela por las canaletas, y por las cañerías termina yendo al drenaje. En las ciudades esto puede ser un problema importante, ya que los drenajes no alcanzan para lidiar con tanta agua.

Acumular y almacenar agua de lluvia no es algo complicado. Cualquiera que tenga un patio y algunas plantas, seguramente juntará agua en algún balde o regadera. Pero eso es muy poco comparado con lo que se puede llegar a lograr si uno modifica algunas partes de su casa. Hay oficinas, como la de Greenpeace en Buenos Aires que aprovechan el agua de lluvia que cae en su techo, para alimentar sanitarios e inodoros. Algo así se puede lograr en las casas y edificios.

Hay muchos sistemas, desde algunos muy simples como el de la regadera que ya les contamos aquí, hasta sistemas industriales. En ciudades con al menos unos 200 milímetros de precipitaciones al año ya es viable. Toda esa agua, si la interceptásemos antes, podría primero ser utilizada para otras cosas, y luego seguir su curso hacia el río.

Hay un sistema para calcular cuanta agua se podría aprovechar de la lluvia. Es una fórmula simple: Precipitación Anual por los metros cuadrados del área de captura, como ser un techo, es la cantidad de litros al año que se pueden obtener. Por ejemplo, un techo de 200 metros cuadrados en una zona con 1000 mm de precipitación anual, podría aportar 200 mil litros de agua al año.image thumb5 Cosechar agua de lluvia

Con sistemas no tan complicados, una terminal de ómnibus o trenes, edificios universitarios, escuelas, o edificios gubernamentales de cualquier ciudad podrían utilizar agua de lluvia para sus baños y dependencias del mismo modo que el ejemplo que les contábamos de la oficina de Greenpeace.

No hacen falta grandes reservorios ni superficies extensas de recolección. Basta conectar las canaletas recolectoras de lluvia a dispositivos de almacenaje, para poder utilizar el agua después. Hay algunos sencillos para el hogar, como el RainDrops, que consiste en una cañería con agujeros en los que se colocan recipientes, y otros más complejos como el tanque FatBoy, que puede ser ubicado al lado de la casa, y almacena mucha agua; o el CISTA, similar al anterior, pero decorativo, con un sistema de muro vivo.

Si queremos y está en nuestras posibilidades podemos hacerlo en nuestros hogares, sino pidamos a nuestros consorcios de edificios o a nuestros gobiernos que piensen en ciudades más amigables con el medio ambiente.

Fuente: Martin Cagliani, Sustentador.com

Repost 0
Published by CAROLA - en Reciclados
Comenta este artículo