Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Perfil

  • CAROLA
  • La Autora es Lic.en Linguística,con más de 25 años de experiencia en detección de Problemas de Aprendizaje.
(Leer más)
  • La Autora es Lic.en Linguística,con más de 25 años de experiencia en detección de Problemas de Aprendizaje. (Leer más)

Cursos

  • Inglés Básico para Principiantes
  • Mini-Curso: Cómo educar a un adolescente
  • TEST DE ORIENTACION VOCACIONAL

 

Visitantes

Free counters!

Archivos

13 abril 2011 3 13 /04 /abril /2011 11:30

 

Por: Carola Pozo Cortez

 

limites-copia-1.pngHé aquí un tema polémico en estos nuevos tiempos de la modernidad, donde lo facil es lo más cómodo y donde los modelos a seguir perturban a las mentes más frágiles.

 

Las nuevas tecnologías nos acercaron una multiplicidad de información, pero no todo el presente es lo mejor, vamos a los ejemplos que siguen los niños y jóvenes de este nuevo siglo:

 

  • Ir a bailar a salones especiales (matinée) dicen los niños de 10 años
  • Ver programas televisivos inmorales en horario de protección al menor
  • Hablar malas palabras desde la niñez (siguiendo ejemplos familiares)
  • Repetir de grado o dejar de estudiar como la hazaña más natural
  • Faltar al respeto a las personas mayores
  • No ceder el asiento a las personas mayores, ancianos, personas con capacidades diferentes
  • Faltar al respeto a los docentes
  • Ejercer violencia escolar (bullying)
  • Embriagarse, fumar y probar drogas a muy temprana edad
  • Apropiarse de lo ajeno
  • Seguir los modelos presentados en programas televisivos
  • No ser solidario
  • No pedir por favor  ni agradecer
  • Trastocar una costumbre elemental: Dormir durante el día y levantarse en la noche
  • No tener expectativas para el futuro personal
  • Ser padre o madre a muy temprana edad ( entre 14 , 17 años, etc) 
  • Los varones: dejarse crecer el pelo muuuuuuuuuchos centímetros, cual mujer.
  • Usar multiplicidad de aros (orejas, frente, cejas, labios, nariz,  lengua,etc)
  • Tatuajes al pormayor

padres indefensos¿Y de que estamos hablando?, pues sencillamente, estimado lector, de LOS VALORES Y LOS LÍMITES, los mismos que deben estar incertos en cada uno de nosotros, hoy mañana y siempre.


Entonces ¿deberemos ser severos a la hora de educar a nuestros hijos, indicando los límites a los cuales estos deben ceñirse , o en cambio, deberemos ir a lo más facil y olvidarnos de la palabra NO (el mejor límite) y ser permisivos en extremo?

 

 Sobre este tema, escribió un artículo maravilloso el Sr. Sergio A. Ortega  y lo quiero compartir con vos, porque vale la pena su lectura , nos llama a la reflexión para determinar si vamos por el camino correcto en la educación que impartimos a nuestros hijos. Tú tendrás la última palabra.

 

PRINCIPIOS Y VALORES 

UN PARÉNTESIS EN HONOR A MI PADRE 

De Ser Sembrador


A veces es necesario hacer un paréntesis, que aparentemente interrumpe lo que está uno haciendo; pero ahora lo considero necesario; por tratar del recordar a  mi padre. Me parece muy triste el escribir de esto, pero se hace necesario para tocar el espíritu y la mente. Y esto me hace recordar una parte de una de mis conferencias, donde hablo de cuando perdemos a algún ser querido:


“Y si haz tenido la mala fortuna de haber perdido a algún ser querido, es como si te dijera: -¡Yo me voy!, pero tú te quedas. ¡Hazme sentir orgulloso de que existí!, amándote dos veces: una por mí, y otra por ti. ¡No dejes que mi nombre te cause tristeza o dolor!  Que mi nombre y mi recuerdo sea una razón más de vivir, y mayor razón, para amar lo que tienes a tú lado: ¡Abrázalos!, ¡bésalos!, ¡quiérelos!, y ámalos, porque todavía están contigo.”


Con esto; les digo, que mi padre nunca se irá: porque yo mismo soy su presencia, en su ausencia; soy su vida en su muerte; soy su ser…, en mi ser y existir: en cada cosa que emprenda; en cada cosa que haga; en cada paso que dé, porque soy el fruto de su semilla. Me estoy preparando emocionalmente para superar este momento tan doloroso, porque él decía: “Lo que la naturaleza hace por órdenes,  de Dios; no lo podrá cambiar la ciencia del hombre”. “A partir de nada, vale más todo”. “Lo malo hazlo bueno”. El máximo regalo que me dio: fue la enseñanza, la fortaleza y mi  construcción de principios, para enfrentar mi vivencial choque de valores. Porque sabía que mi sufrimiento de niño, me iba a repercutir en mi adolescencia y juventud (enfermizo, inquieto, solitario, silencioso, rebelde, oveja negra, revolucionario, soñador y realista).


Mi seudónimo de sembrador, desde hace mucho tiempo, es en honor a mi padre. Cuando yo me portaba mal, mi padre se cansó de pegarme y castigarme. Pero mi inquieto ser, no entendía; entonces mi padre opto por sembrar en mí. ¿Sabes qué hacía? Cada vez que me portaba mal, me llamaba, y me sentaba frente a él, y empezaba a hablar,  lo que para mí eran sermones. Y yo; por dentro decía: -¡ay…, ya va a empezar este viejo con sus tonterías! ¡Eso; siempre lo decía al principio!, porque en menos de tres minutos, ya me tenía con la boca abierta, muy interesado en todo lo hablaba. ¡Es más! Hubo una  ocasión: que me porte muy mal. Y al otro día, yo tenía un compromiso importantísimo (salir con la güerita). Y,  cuando, según yo, ya me iba a mi cita. Me llamo mi padre, y me dijo muy serenamente: -Siéntate-  Yo; en mis adentros, dije, muy grosero: -“¡Nooo..., ahora, nooo! Ya va a empezar con sus xxx”. ¡Y si! Yo estaba enfadado, y casi no quería escucharlo. Pero en un momentito, ya me tenía maravillado con lo que me decía. ¡Es más! ¡Ese día! ¡Ni de la güerita me acorde! 

Había veces en que me tenía mucho tiempo, ¡y yo ahí!, sin pr

otestar. ¿Sabes de qué me hablaba?: de su pasado positivo, de sus sufrimientos superados, sus vivencias, experiencias, triunfos, logros, superaciones, soluciones inteligentes, y muchas cosas positivas de la vida. Y tenía la particularidad de hacerlo en parábola, como en la iglesia. Porque era muy espiritualista. A pesar de que mi padre no estudió; era muy inteligente.


Llego a trabajar con extranjeros y judíos importantes como Don Max Lepard y Don Samuel Gurbich. Mi padre les resolvía los problemas químicos de sus empresas.


Todo lo que mi padre me decía en parábola, fue lo que formo mis principios (los valores en familia y de familia) porque siempre hablaba positivamente de la vida. Por eso me dio mucha libertad. Sabía que mis problemas de adolescente y de juventud, me podrían destruir, por mi conducta. Pero él estaba completamente seguro, de que los principios que sembró en mí,  me iba evitar mayor daño en mi choque de valores, durante mi vida equivocada, de adolescencia y juventud. Esto significa, que mis amigos y mis ambientes, decían todo lo contrario de lo bueno que aprendes en casa. Y así era. Mis amistades robaron  mi voluntad y caí en muchos problemas. Y Teodoro. O sea, mi padre: sabía que yo iba a salir de esos problemas, porque confiaba en los principios que, aún sin mi voluntad, y con mis enojos, sembró en mí. Y tuve unos choquezasos de valores, ¡Que no te imaginas! Pero; gracias a Dios, y a esos principios. ¡Salí adelante! ¡Fue difícil y sufrido! Pero Teodoro me dio lo necesario para lograrlo. 


No subestimo ningún conocimiento que he recibido de mis maestros en diferentes estados de la República. Tampoco el conocimiento de diferentes personalidades del Mundo, del País, del Estado, y del Municipio de Durango; Pero lo que realmente me ha dado una forma honesta de vivir, en el mejor éxito de mi vida (tengo todo y no tengo nada); fueron las grandes enseñanzas y semillas que Teodoro sembró en mí. Por eso; en mi reflexión de principios y valores, les recomiendo que siembren. ¡Siembren mucho en sus hijos (as)!, ¡en su familia! ¡Si vale la pena darse un tiempo! Para sembrar lo bueno de la vida. ¡Aunque sus hijos se enojen, o les digan lo que les digan! ¡No les hagas caso! ¡Porque los amas, siembra! ¡De eso puede depender su filosofía de vida!; para que, llegado el tiempo, ¡digan y griten como yo! ¡Y con el mayor de los sentimientos!:


¡¡Padre!! Donde quiera que estés: ¡Te amo!... ¡Gracias!... ¡Muchas gracias! 

  

Sergio A. Ortega A.

http://sembrador.over-blog.com

 

Compartir este post

Repost 0
Published by CAROLA - en Familia
Comenta este artículo

Comentarios

Sergio Arturo Ortega Alvarado 04/13/2011 20:39



Volví a tener una hermosa sensación, de hacer honor a mi padre, con esta publicación. Me volví a meter en esa emocionante sensación de vivir al lado de mi padre; me sentí más su presencia en su
ausencia; me sentí más su vida en su muerte, porque soy el fruto de su semilla.  Me emocionó mucho, lo que Ud. Lic. Carola, acaba de hacer, al
publicar en su blog: la gratitud que siento por mi difunto padre, y poder  llevar el mensaje a los demás padres, que la leen, a Ud. Lic.: de que sí
vale la pena sembrar. ¿Por qué? Nada más; ¡porque  amamos a nuestros hijos! Y a los hijos, tengan la edad que tengan, que no esperen a que sus padres
se vayan, para decir, como yo: ¡¡Padre!! ¡¡Madre!! Donde quiera que estén. ¡Los amo!... gracias. ¡¡Muchas gracias!! En vida. Sería mucho mejor en vida. Me emocioné Lic. Carola. Saludos. Atte. Dr.
Sergio Arturo Ortega Alvarado.(Ser Sembrador).